26 de abril de 2008

MP3: ¿Magia o escoria?

MP3: ¿Magia o escoria? por Carlos "Indio" Gauvron

En la disputa actual por el liderazgo en la alta resolución y fidelidad dentro del audio digital, como por ejemplo: SACD (Super Audio Compact Disc), 24 bits a 96 KHz, DSD (Direct Stream Digital), etc.; encontramos formatos que disienten con estos preceptos. La base de esta dicotomía está radicada en la necesidad de ahorrar bits por segundo para una transferencia determinada. Especialmente si hablamos de audio para aplicaciones como:

DAB: Digital Audio Broadcasting (Transmisión de Audio Digital).
• Audio por Internet.
Distribución y emisión de programas de radio.
Radiodifusión por cable y satélite.
Televisión por cable y satélite.
Telefonía.
Sonido en varios canales (DTS , SDDS , Dolby Digital).
DCC: Digital Compact Cassette (Cassette Compacto Digital).
DAW: Digital Audio Workstations (Estaciones de Trabajo Digital).
CD-I: Compact Disk Interactive (Discos Compactos Interactivos).
Comentarios, reportes deportivos y noticias por líneas ISDN .
Sistemas de anuncios públicos, grabación de audio en estado sólido (memo-recorders, juguetes, paging, etc.).
MD: Mini Disk (Minidisco).
HDTV: High Definition Television (Televisión de Alta Definición).

La vedette de estos formatos es el popular MP3 (MPEG-1 layer 3 o nivel 3, "MP3" es la extensión que utiliza Windows para identificar el tipo de archivo), sin embargo, existe una cantidad considerable de ellos y cada uno se creó con un fin específico.

Los principios para reducción de bits, también llamado "compresión" (no confundir con la mengua de rango dinámico), se encuentran en un trabajo que se originó en el año 1983 por una empresa Argentina que desde 1968 venía desarrollando y fabricando consolas y equipamiento para radiodifusión. Me refiero a la firma Solidyne, de la cual el Ing. Oscar Bonello es presidente y fundador.

En los inicios, lo que se trataba de lograr era la incorporación de sonido a la PC, que debido a las características tecnológicas, en lo que a hardware se refiere, resultaba una tarea imposible .

De ésta necesidad surgió la primer norma para reducción de bits del mundo, llamada ECAM: Enhanced Compressed Audio Modulation (Modulación de Audio Comprimido Mejorado), que estaba incorporada a las placas digitalizadoras "Audicom" de la misma empresa.
( 149 KB / .doc )

0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon