30 de julio de 2008

Técnicas de Grabación: Microfoneo de Instrumentos - Parte I

Técnicas Clásicas de Microfoneo
Parte I

La posibilidad de seleccionar y ubicar los micrófonos en una grabación, es la herramienta de trabajo más importante de un ingeniero de sonido. Existe una gran variedad de micrófonos y distintos principios de operación para cada configuración de micrófonos utilizada, con las que se obtendrán diferentes características sonoras.

La ubicación o posicionamiento de micrófonos es una forma de arte subjetiva. A pesar de existir numerosas técnicas utilizadas por los profesionales de la grabación, lo que puede ser considerada una “mala técnica”, puede resultar como mejor solución para una aplicación particular. Las técnicas de grabación, evolucionaron en los últimos años junto al desarrollo de la tecnología y los nuevos estilos musicales. Además, se han puesto nuevamente de “moda” algunas técnicas y elementos que habían dejado de utilizarse, y que aplicadas a las condiciones actuales de los distintos estilos musicales, tienen características sonoras interesantes.

Características sonoras en función de la distancia Tanto en el estudio, como en las grabaciones en vivo, existen cuatro estilos de microfoneo que están directamente relacionados con la distancia que hay entre el micrófono y la fuente de sonido. Estos son: microfoneo distante o balance natural, cercano o balance cerrado, de acentuación y ambiental (que corresponden a las técnicas de balance natural)

Microfoneo Distante
El microfoneo distante se refiere al posicionamiento de uno o más micrófonos, a un metro o más de la fuente sonora. Esta técnica cumple dos funciones:

+ Ubica el micrófono a una distancia a la cual el instrumento o ensamble es tomado de manera tal que preserva su balance tonal general.

+ Ubica el micrófono a una distancia a la cual el ambiente acústico está incluido y combinado con la señal directa de la fuente sonora. Este tipo de microfoneo es utilizado, generalmente, en la toma de un gran ensamble de instrumentos, como una orquesta sinfónica o un coro, y depende en gran medida de la calidad del medio ambiente acústico. En una situación como ésta, el micrófono es ubicado a la distancia que toma el balance preciso entre el ensamble y la acústica de la sala. Este balance puede estar determinado por varios factores, incluidos el tamaño de la fuente sonora y las características de reverberación de la sala.

Ejemplo de microfoneo distante.

Las técnicas de microfoneo distante tienden a agregar una sensación más viva y abierta al programa grabado, porque los micrófonos ubicados a esas distancias, cubren un mayor ángulo de incidencia, permitiendo capturar el campo sonoro satisfactoriamente con unos pocos micrófonos.

La principal desventaja de ésta técnica, es la existencia de una mala acústica de la sala de concierto o de grabación. Las reflexiones descontroladas de una sala con un diseño acústico pobre, producen una grabación poco definida y opaca, con numerosas alteraciones en la respuesta en frecuencia. Para corregir o minimizar éstos problemas, se puede realizar una corrección temporaria de la acústica de la sala, utilizando material absorbente o difusores; o ubicar los micrófonos más cerca de la fuente sonora y agregar reverberación artificial para recrear las condiciones deseadas.

Efectos de la interferencia de las paredes en el microfoneo distante Otra desventaja de esta técnica, es la presencia de cancelaciones de fase, debidas a las reflexiones en las paredes. Estas cancelaciones afectan la respuesta de frecuencia, y son causadas por el sonido que viaja hasta el micrófono por dos recorridos diferentes: uno directo desde la fuente sonora y otro reflejado en una pared cercana.

En la figura 6.2, el sonido reflejado por el piso recorre un camino más largo que el sonido que alcanza el micrófono directamente. Las frecuencias específicas para las cuales esta diferencia de recorrido es la mitad de la longitud de onda (o múltiplos pares), llegan 180º fuera de fase con respecto al sonido directo. Esta interferencia de fase puede producir caídas de hasta 15 dB en la respuesta en frecuencia del micrófono.

Cancelaciones de fase producidas por la diferencia de recorrido entre las ondas directa y reflejada.

Estas cancelaciones pueden ser reducidas o eliminadas, ubicando el micrófono más cerca de la pared, de manera tal, de reducir la diferencia entre los recorridos de las ondas. Los micrófonos como el PZM de Crown trabaja con este principio. Los efectos de estas cancelaciones dependen también de la relación Directo/Reflejado, y por lo tanto, de las cualidades reflexivas de la pared en cuestión.
Microfoneo cercano

Las técnicas de microfoneo cercano, se refieren a ubicar el micrófono a una distancia entre 25 mm y 1 m de la fuente sonora. Esta técnica, es ampliamente utilizada en producciones multipista y en producción de audio para video. El microfoneo cercano cumple dos funciones principales:
- Crear una calidad de sonido clara y presente - Independizar el instrumento del medio ambiente acústico

Aunque el microfoneo cercano ofrece varias ventajas, un micrófono debería ser ubicado tan cerca como sea necesario, y no tan cerca como sea posible, ya que esto puede afectar la calidad tonal del instrumento. Comúnmente, éstas técnicas involucran distancias entre 2 y 15 cm, y por eso puede ser que no capturen el balance tonal o timbre completo de un instrumento. Por el contrario, un micrófono puede estar situado tan cerca de una fuente sonora, que puede reproducir sólo el sonido específico de esa área del instrumento, dando como resultado un balance tonal parcial. Trabajando con distancias tan pequeñas, mover el micrófono sólo unos pocos centímetros puede cambiar el balance tonal de manera drástica.

Cancelaciones de fase

Los problemas de cancelaciones de fase pueden ser producidos por el uso de varios micrófonos lejos de la fuente sonora. Si una fuente sonora es tomada por dos micrófonos con una intensidad similar, puede haber variaciones en la fase, producidas por la diferencia de recorrido de la onda sonora desde la fuente a cada uno de los micrófonos. Cuando éstas señales se combinan en un canal, como sucede en la etapa de mezcla, se producen severas alteraciones en la respuesta en frecuencia del instrumento.

Variaciones en la respuesta de las cápsulas debido a la cancelación de fase

Con el fin de evitar estas cancelaciones en la mayoría de los microfoneos de instrumentos, puede emplearse el llamado principio de tres a uno. Este principio soporta aquello de mantener la integridad de fase entre dos o más micrófonos, y dice que la distancia entre dos micrófonos debe ser al menos tres veces la distancia entre un micrófono y su fuente sonora.

Las técnicas de microfoneo distante y cercano producen características tonales bastante diferentes. Bajo ciertas circunstancias, es difícil obtener un balance natural cuando se mezclan éstas dos técnicas. Por ejemplo, los estilos de grabación de música sinfónica, utilizan las técnicas del balance natural entre el sonido directo y reverberante. Durante la interpretación, puede haber un pasaje instrumental que requiera un micrófono adicional para mejorar el cubrimiento del instrumento en nivel y presencia. Si este instrumento es tomado desde muy cerca, sonaría demasiado presente y fuera del contexto del microfoneo distante.

Para evitar esto, debe realizarse un compromiso entre la distancia del microfoneo distante y el cercano. Un micrófono situado en este rango de compromiso es conocido como micrófono de acentuación.

Microfoneo de acentuación

Cuando se utiliza un micrófono de acentuación, debe ser ubicado cuidadosamente. La cantidad de acentuación introducida en la mezcla es muy importante, ya que puede colorear o cambiar el balance entre el solista y los instrumentos que lo rodean. Una buena técnica de microfoneo de acentuación, sólo agrega presencia al sonido de un pasaje de solo. No debe percibirse como un micrófono separado.

El paneo adecuado de la señal de éste micrófono, ayuda a fijar el instrumento en la imagen estéreo del balance natural.

La ubicación del micrófono de acentuación introduce una discrepancia de tiempo, que produce que el solo se escuche un instante antes que el resto de la formación. Esto hace que el micrófono de acentuación suene más cerca de lo que debería. Para compensar ésta diferencia, puede utilizarse un delay digital que retarde la señal de éste micrófono, aproximadamente entre 10 y 15 ms, para asegurar que la señal del micrófono de acentuación esté presente en la mezcla al mismo tiempo que el balance natural.

Microfoneo ambiental

Cuando un micrófono es ubicado a una distancia tal, que el campo reverberante o sonido de la sala predomina sobre el sonido directo, ese micrófono se conoce como micrófono ambiental. El micrófono ambiental suele ser omnidireccional, sin embargo, puede utilizarse un patrón polar cardioide, de espaldas a la fuente sonora, para minimizar el sonido directo tomado por ese micrófono.

De esta manera, el micrófono ambiental se concentra específicamente en capturar el sonido de la audiencia o reverberante. Comúnmente, se utiliza un par estéreo mezclado con los micrófonos cercanos para obtener un sonido más espacioso.




Un micrófono ambiental puede ser utilizado básicamente en tres situaciones: + En una grabación en vivo, pueden ser ubicados en la sala para agregar la reverberación natural que se pierde con el microfoneo cerrado.

+ En una grabación en vivo, pueden ubicarse sobre la audiencia para captar sus reacciones y los aplausos.

+ En una grabación de estudio, pueden ser empleados para añadir la acústica del estudio al sonido grabado. El microfoneo ambiental, utilizado como efecto, puede agregar profundidad al sonido.

Aunque aquí se consideraron de forma separada, las técnicas de balance natural y cerrado pueden combinarse y complementarse hasta alcanzar el estilo de producción deseado. Por ejemplo, las técnicas de microfoneo distante no están limitadas a la música clásica como a veces se cree; pueden ser utilizadas en distintas aplicaciones, desde un coro hasta una batería. Además, una flauta puede sonar interesante, tanto si es grabada en un estudio con un micrófono a 40 cm, o dentro de una catedral a 10 metros. A través de la experimentación, la mezcla de estas técnicas puede crear un efecto único que contribuya al estilo de producción.
[ Proximamente Microfoneo de Instrumentos - Parte II ]

0 comentarios: