2 de agosto de 2008

Conceptos de Mezcla: Forma de onda Vs. Imagen Estéreo

Forma de onda Vs. Imagen Estéreo

El ser humano está acostumbrado a percibir la música grabada de dos formas diferentes: Sentimos las ondas sonoras que salen de los parlantes, e imaginamos el posicionamiento aparente de los sonidos entre los parlantes.

Las ondas sonoras, como ya sabemos, al dejar los parlantes viajan a través del aire. Cuando el parlante empuja, comprime las moléculas de aire (aire más denso con mayor presión); y cuando regresa, produce una porción de aire más espaciado. De esta forma, el sonido viaja en ondas alternadas de aire comprimido y espaciado, y esto permite que el sonido llegue a nuestros oídos.

La segunda forma de percibir el sonido es imaginando el sonido entre los parlantes. La ubicación aparente de los sonidos entre los parlantes se la denomina “Imagen”, ya que es un invento de nuestra imaginación. Cuando imaginamos un sonido, como por ejemplo una voz, en medio de los parlantes, no existe en realidad ningún sonido allí. El mismo sonido está saliendo de los dos parlantes y viajando por todo el recinto, y nosotros ubicamos la imagen de ese sonido.

En el caso de utilizar auriculares, se produce el mismo efecto, ya que el sonido parece provenir del medio de nuestra cabeza. Es importante señalar que cuando no existe actividad de la imaginación, por ejemplo cuando dormimos, no existe esta imagen sonora. Lo mismo sucede si no estamos prestando atención a una canción o si estamos fuera de la posición de mezcla. Por eso decimos que la imagen necesita de actividad imaginativa para existir, mientras que las ondas sonoras no.

Existe una gran variedad de dinámicas creadas por las distintas ubicaciones de los sonidos entre los parlantes, que son utilizadas para producir los estilos de mezcla para todos y cada uno de los estilos musicales.

El espacio entre los parlantes

Con el fin de explicar y entender los distintos estilos de mezcla, veamos de qué forma se ve afectada la posición aparente de los sonidos entre los parlantes con cada equipo utilizado, y cómo se pueden representar mediante tres parámetros básicos. Estos parámetros corresponden a un gráfico tridimensional con los ejes X, Y y Z.

En el eje X se representa en forma visual el paneo o ubicación panorámica del sonido de derecha a izquierda entre los parlantes.

Los sonidos más cercanos a nosotros tienen mayor intensidad, mientras que los más lejanos son más suaves. De esta forma el volumen de un instrumento en la mezcla puede ser representado mediante su ubicación en el eje Z desde el fondo hacia el frente.

El caso de las frecuencias altas y bajas se produce una ilusión muy interesante. Escuchando en cualquier sistema estéreo podrán notar que el punto del cual parecen salir estas frecuencias no es el mismo. De hecho, las frecuencias bajas parecen provenir de la parte inferior, es decir más abajo que las frecuencias altas. Instrumentos como platillos, campanas, violines parecen venir de la parte superior de la imagen, mientras que los bombos y bajos vienen de la parte inferior.
Este fenómeno se produce por varios motivos. En principio, las bajas frecuencias llegan a nuestros pies a través del piso. En un nivel diferente, hay una teoría en el campo de la psicología musical que ubica frecuencias en el cuerpo desde la base de la columna a la punta de la cabeza, de bajas a altas respectivamente.


Con respecto al campo sonoro que producen los parlantes, existe gente que percibe los límites derecha/izquierda de distinta manera ya que el posicionamiento es parte de nuestra imaginación. Algunos dicen que el límite no puede ir más a la derecha que el parlante de la derecha, mientras que otros sostienen que puede extenderse 5 o 6 cm más.

Al girar el panpot de la consola es como si el sonido se moviese entre los parlantes, pero qué sucede cuando se disminuye el nivel de un sonido? Normalmente los coros, las cuerdas y otros instrumentos que no tengan un plano muy importante en la mezcla parecen venir unos centímetros desde atrás de los parlantes. Si se reduce su nivel, parece aumentar esta distancia.

El punto es cuánto se puede reducir el nivel (haciendo que el sonido se aleje) antes de que desaparezca?. La mayoría de la gente puede imaginar los sonidos hasta 50 cm detrás de los parlantes. Esto depende también del tamaño de los parlantes. Con un pequeño grabador no es posible escuchar los sonidos más allá de los 5 cm de profundidad. En tanto que con un sistema de sonido PA puede llegar hasta los 1,5 m de profundidad.

Existe la experiencia de que ciertos sonidos pueden parecer que se encuentran a grandes distancias detrás de los parlantes debido a fenómenos psicoacústicos; Ej: truenos, reverb gran cañón, etc.

Por otra parte, al subir el nivel de un sonido parece que se encuentra más al frente en la mezcla. Pero sin importar cuanto se sube este nivel, jamás sonará como que se encuentra detrás nuestro. De hecho, los sonidos casi nunca parecen estar más de una pequeña distancia frente a los parlantes. La mayoría de la gente imagina sonidos hasta los 30 cm por delante de los parlantes, y una vez más depende del tamaño de los mismos.

Finalmente, con respecto a los límites de la imagen producida por las distintas frecuencias, podemos afirmar que la mayoría de la gente dice que las frecuencias altas nunca vienen de más arriba que los propios parlantes, o que sólo lo hacen alrededor de 5 cm por encima. Una vez más, tiene mucho que ver el tamaño de los parlantes y la imaginación del oyente. Acerca de las bajas frecuencias: normalmente el límite inferior está dado por el piso de la sala.

De aquí es importante señalar que la mezcla está limitada de espacio, y por eso es necesario evitar el gran problema que resulta el enmascaramiento y/o superposición de sonidos en la mezcla. Por ejemplo si tenemos una orquesta de 100 músicos, será imposible escuchar un violín en particular, mientras que si sólo hay tres violines podemos llegar a diferenciarlos claramente.

Como hemos visto, un sonido puede moverse en el espacio de la mezcla cambiando el volumen, paneo y ecualización (o el pitch). Estos mismos parámetros pueden utilizarse para ubicar y mover efectos entre los parlantes. El truco es ubicar las imágenes sonoras de forma creativa, para conseguir crear distintas estructuras de mezcla.

[ Proximamente Tamaño del sonido Vs Enmascaramiento ]

1 comentarios:

el tema de bajar los niveles en la mezcla interfiere con el punto G?
es decir.. si bajo el nivel de una caja por ejemplo.. se mueve el punto de interacción de igual nivel..
o sea que en realidad jugando con el nivel puedo mejorar la imagen sonora tanto en la mezcla como cuando integro altavoces con escenario?
es decir jugar con el nivel me puede traer alguna contra (aparte de jugar "mal" con él y hacer que el sonido desaparezca) digo en cuanto a perder coherencia.. o que se produzcan cancelaciones..

muy bueno este post eh!
está re interesante!

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon