16 de diciembre de 2008

Entrevista a Amilcar Gilabert

La gente de Tecnoprofile le realizó esta entrevista a uno de los pioneros del sonido en la Argentina, llamado Amilcar Gilabert.

UNA VIDA CON EL SONIDO: AMILCAR GILABERT
Amilcar Gilabert comenzó su carrera profesional en 1960, trabajando para LR3 TV Canal 7 de Televisión, en planta y exteriores. Entre sus estudios, figuran cursos de arte, arte escénico, producción, cinematografía, televisión, dirección de cámaras, iluminación, relaciones públicas; como también de ingeniería de sonido, acústica y grabación, junto a estudios de producción artística discográfica en Estados Unidos.

“En contraste con mi comienzo, envidio sanamente a los nuevos que se aventuran en esta especialidad. Ahora no solamente tienen escuelas, también universidades y con profesores excepcionalmente buenos y se puede participar y aprender en congresos de la especialidad por lo menos dos veces al año. Si sumamos la oferta técnica en equipamiento, esta ilusión de muchos años de varios de nosotros que hemos penado en nuestro andar en esta profesión como Osvaldo Acedo, el Portugués Da Silva, Biso, Teddy Goldman, es maravillosa y siento orgullo de ver y participar en escuelas privadas y universidades como la de Tres de Febrero o la UNLA, como otras tantas en el interior del país, que se realimentan con convenios internacionales con otras universidades del mundo”, acotó Amilcar sobre la situación educativa actual.

Dentro de un proyecto como ingeniero de grabación su papel es el de construir un envase sonoro o el vivo, y que en el contenido esté el proyecto artístico/técnico del músico creativo, su personalidad o su estilo, seleccionando herramientas y ambientes propicios para cada estilo o forma. “A propósito, doy una definición de forma y contenido: El Ingeniero Productor Artístico Discográfico es la persona a cargo de la producción, que establece el espíritu de trabajo y dicta la forma de realizarlo. Idealmente, es la cabeza del equipo creativo. Es el conocedor del campo de venta de lo creado, el hombre de negocios, artista y el especialista técnico al mismo tiempo, cargando con la responsabilidad de la administración y los detalles del presupuesto, mientras nutre al talento, genera el mejor ánimo de las tomas y en definitiva, provee la visión del proyecto”, nos dijo.

Al comenzar un nuevo trabajo, sigue el proceso de conocer bien al artista, al grupo u orquesta durante recitales, ensayos, etc. Saber muy bien su material musical, estimar costos, tiempos, en qué estudio grabar y en qué circunstancias se encuentran entre ellos. “Es mi mimetización con respecto a la idea creativa, el sonido vivo de cada uno y en conjunto, en síntesis mi objetivo es preservar su estilo y forma”.

Amilcar trabajó con muchos artistas importantes en la historia musical argentina e internacional, entre ellos estuvieron Ginamaría Idalgo, José Baso, Jean Pierre Rampal, Los Cuatro del Norte, Las Cuerdas para el folclore. “Fue una época de estar en contacto trabajando con muchas grandes personas talentosas, empezando por Sui Generis, Spinetta, Serú Girán, Los Abuelos, La Volpini Band, La Banda de Rada, Mercedes Sosa, Moro y Beto Satragni, Lerner, los dos hermanos Calamaro y no puedo nombrarlos a todos, no me da el espacio, sería muy largo, que me perdonen, también son amigos... Fue una época dorada y muy vertiginosa donde todo era importante, menos probablemente nuestras vidas; éramos inmortales, nuestra juventud lo imponía junto con mucha creatividad técnica tanto para grabar como para los vivos, no teníamos nada... para hacer Sui Generis con la Orquesta Sinfónica en el Teatro Ópera, tuvimos que utilizar los elementos técnicos de dos estudios de grabación”.

Este gran profesional mantuvo una estrecha relación con el histórico estudio ION, donde tuvo la oportunidad de utilizar una excelente consola de los ‘70 denominada MCI, de la cual dijo “Este dispositivo está más joven que nunca y tecnológicamente todavía compite con consolas digitales donde a varias les gustaría tener los PRE de entrada de la MCI. Sigamos con la nostalgia... era una época con no menos de 30 músicos, era la “aventura” de grabar Adiós Sui Generis con 4 canales analógicos, el momento de La Grasa de las Capitales, de las conejitas sirviéndonos el catering en esas largas sesiones de Serú, etc., donde veíamos a los grandes de antes, Atawualpa, Piazzolla, ¡cuántos!...”

Como uno de los trabajos más particulares o diferentes que le ha tocado realizar resaltó la grabación de toda la fauna completa, en la zona de Chubut, aves y animales de la costa y el mar, ballenas, pingüinos, lobos, cormoranes, etc. y los coros humanos seleccionados del lugar con la conducción del “maestro” Clidwin Jones en una tarea encomendada por el Gobierno de Chubut.

Para Amilcar cada proyecto es la aventura de envasar el alma del músico; cada producción discográfica es parir un hijo sonoro redondo con un agujerito en el medio... “Queda para toda la vida y esos hijos de ellos todavía me sonríen. Todas fueron experiencias, tanto los vivos como las grabaciones, muy importantes en mi vida profesional. Han dejado recuerdos inolvidables que conservo y disfruto hoy en día”, acotó.

Durante la entrevista comentó que la evolución tecnológica va a una velocidad que para los especialistas es imposible de seguir. “Debemos dedicarnos para poder estar al día en especialidades, subdividir el todo y asimilar una porción. Nuevamente mi sana envidia a los jóvenes que están estudiando, por la oferta de cantidades y calidades de herramientas al alcance de la mano, no olvido y el Portugués Da Silva no me va a dejar mentir, cuando hacíamos en Music Hall variaciones de tiempos de delay, poniéndole cinta Durex a los Capstan de las máquinas analógicas”.

Y aquí surgió el tema sobre la situación actual de los estudios de grabación grandes versus el Home Studio… “Es el tema sobre una charla que estoy preparando. No se van a perder los grandes y buenos estudios de grabación, se va a valorizar el conocimiento y capacidad en los ingenieros que operen y produzcan en sus Home Studios, como dije antes la oferta de herramientas para grabar como para sonorizar es espectacular y cada vez son más amigables con su funcionamiento. No nos olvidemos que todo lo que producimos va a nuestros oídos y cuando nos comunicamos, hablando en nuestra casa, no es un estudio de grabación especializado. Las grabaciones simples e iniciales por no expertos (99%) de las que se realizan en nuestro país son de este tipo y les asombraría saber cuántas de ellas están en circulación en las radios del país”.

Para la elección de las herramientas y equipos a utilizar, Amilcar se fija en la alta calidad y en la tarea a realizar, dependiendo de varios factores: disponibilidad, tipo de instrumento, lugar, estilos, pedidos etc. Pero prefiere la tecnología digital, por la máxima dinámica y muestreo. Respecto al software, su preferido es el Vegas 9 tanto para grabar como para mezclar y el Sound Forge 9 utilizado a veces para masterizar ya que cuando realiza la grabación y cuando mezcla está masterizando al mismo tiempo.

“Grabar es como vivir, siempre existen problemas. La experiencia es la sumatoria del razonamiento de todos nuestros errores pasados y cuanto más razonemos, nuestra vida es más fácil, más feliz. Mis alumnos de la facultad siempre me han preguntado cómo me formé y les he contestado ‘estropeando grabaciones’. El sonido se escucha y no se ve pero se puede grabar una sonrisa y que se escuche…”

Un poco de su currículum…
Difícil es resumir la trayectoria del Sr. Amilcar Gilabert, con tanta experiencia y conocimiento para compartir deberíamos dedicarle más páginas de nuestra publicación, pero intentaremos aquí proveer parte de su carrera. Los invitamos a visitar nuestra página web para encontrar el currículum completo y más detallado.

-Inicio profesional: 1960 en LR3 TV Canal 7 de Televisión en planta y exteriores, equipo Nº 1.
-En 1964 es contratado en San Pablo, Brasil, y con residencia, trabaja como ingeniero de grabación para el sello Audio Fidelity, empresa dependiente de la compañía RCA, en distintos estudios independientes de dicha ciudad. Productos: Althemar Dutra, São Balanço Trio, Maisa Matarazo, Zimbo Trio.
-A su regreso de Brasil, 1968, es contratado por el Club Velez Sársfield para el diseño, construcción e instalación de un sofisticado equipamiento de sonido para sus fiestas multitemáticas.
-En 1969, es contratado como técnico por la compañía Music Hall, de Argentina, para la instalación del primer estudio de 8 canales en Sudamérica. Un año más tarde, después de la puesta en marcha y el mantenimiento, comienza como ingeniero de grabación en el mismo estudio. Productos: José Baso, Cuarteto de cuerdas para el folklore, Isaco Atbitbol, Cuarteto Berna, Hnos. Cena, Mercedes Sosa, Herminio Giménez, etc.
-Produciendo programas en la ex Radio Libertad, participa en el cambio de empresa a la nueva Radio del Plata interviniendo en el asesoramiento técnico de los nuevos equipos y en su puesta en marcha.
-En el mismo año inicia el análisis y desarrollo, investigando sobre la técnica de grabación en vivo, sin pruebas ni ensayos previos a la misma, en el ciclo anual de la Orquesta Sinfónica Nacional en el Teatro Colón de Buenos Aires, para la empresa Fonema y su sello Qualiton.
Alternativamente a esas tareas, realiza en distintas épocas, grabaciones musicales etnográficas en distintas zonas de reserva indígenas de este país.
-En 1974, comienza la tarea de diseño, cálculo y dirección del proyecto del estudio de grabación de la empresa Fonema, Take One, proyecto de muy alta tecnología y de concepción acústica muy moderna. Productos: Nayla (David Lebon). Disco 1 y 2. Aldo Antognazzi, Miguel Angel Estrella, etc.
-1979. Este año fue contratado por el Gobierno de la Provincia de Chubut, para el relevamiento de la actividad sonora y visual de sus coros y de la fauna que habita sus costas y mar.
-En el año 1980 fue solicitado por la Fuerza Aérea Argentina para crear, desarrollar y gerenciar un gabinete con equipamientos de técnicas audiovisuales, con el propósito de utilizarlos como ayuda en el desarrollo de la enseñanza técnico-operativa de los pilotos.
-En 1981, comienza su tarea de Ingeniero Freelance en dos líneas: la de sonorizar en vivo (shows, estadios, teatros, clubes) para un sinnúmero de artistas de la música y el canto: Sui Generis, Serú Giran, Mercedes Sosa, Valeria Lynch, León Gieco, Los Abuelos de la Nada, Charly García, Nito Mestre, Alejandro Lerner, Pedro Aznar, Billy Cobham, B .B. King, Chango Spasiuk, Celeste Carballo, entre muchos otros.
-1981-1999: Trabaja como ingeniero de grabación, en la totalidad de estudios profesionales de primera línea en nuestro país y varios de EEUU, Latinoamérica y Europa (Panda, Ion, Take One, TNT, Kafón, RCA Estudios, Emi Odeón, Music Hall, CBS Estudios, Midi Lab Estudios en Miami EEUU, BMG Estudios en NY, EEUU, Mediterranée Estudios en Ibiza, España, Liepaya en Rusia…).
-Alternativamente, en 1983, viaja a Ibiza (España) para trabajar en el estudio Mediterranée. A su regreso y con respecto al campo de la música pop y de rock, el listado de ingeniería y producción ya es muy largo de enumerar. Algunos nombres con los cuales trabajó son: Luis Alberto Spinetta, Serú Girán, Charly García, Los Abuelos de la Nada, León Gieco, Divididos, Dos minutos, UK & Sabb, Alejandro Lerner, Steve Jhones, Fransuá Rabat, Milton do Nascimento, Ivan Linz, Billy Cobhan, Mario Parmisano Group, Celeste Carballo, Sandra Mihanovich, Raúl Diblacio. Para algunos de ellos también actuó como productor artístico.
-En 1990 aquí en Argentina participa en estudios ION, El Cielito y Panda, como ingeniero y productor artístico discográfico, realizó el proyecto "El Piano de las Américas" con el artista Raúl Diblasio.
-A su retorno de España, en 1991, construye en Valentín Alsina, Provincia de Buenos Aires, su propio estudio de grabación, edición y masterización, donde se dedica más específicamente a la producción de productos artísticos propios, de artistas independientes y de las compañías discográficas, a estudio cerrado, con la finalidad de exportación de los mismos al mercado mundial. Productos: Chango Spasiuk, Kapanga, Dos minutos, UK-Saab de Alemania, etc.
-Desde 1996, participa para el productor Carlos Gusmeroti en la realización de un catálogo de registros del mundo de la Música Lírica, Sinfónica, Coral y de Cámara, de nuestro país y con distribución mundial, a través de la empresa Sony UK, desarrollando óperas como espectáculo y sus registros en CD y videos en vivo.
-En 1995, es reconocido por la Cámara Argentina de la Música y premiado por su trayectoria. Actualmente actúa como jurado permanente de la misma.
-En 1997, la Universidad Nacional de Lanús (UNLA), lo nombra profesor (fundador) titular de la carrera de Licenciado en Técnicas Audiovisuales.
-Actualmente continúa siendo consultor de distintos profesionales del medio audiovisual, en su estudio de Valentín Alsina llamado SONAR y produce con nuevo equipamiento digital, fuera de los estudios.
-Para el 31 de diciembre de 2006 participa de la producción, diseño y sonorización del evento realizado desde el Obelisco y para Alemania celebrando el cambio de año y en transmisión directa hacia toda Europa, sumando la grabación sonora como el video en High Definition para un DVD del prestigioso director Samuel Baremboin junto a la filarmónica del Teatro Colón y a Leopoldo Federico y su orquesta.
-Como novedad en su especialidad es contratado a comienzos de 2007 para diseñar y sonorizar un mega evento de teatro al aire libre por distintas localidades de la provincia de Buenos Aires, y en la continuidad de este año siguiendo con las giras de Chango Spasiuk, Mario Parmisano, Leo Maslia, Pool Wertico, Gilespi, Grupo Latino, Sophia Trio, etc.
-En 2008, es contratado por la Universidad Nacional 3 de Febrero (UNTREF), como profesor titular de la materia Grabación 1 y 2 para la carrera de Ingeniería de sonido.

Agradecemos a Amilcar Gilabert por su tiempo, experiencia y conocimientos aportados para la realización de este artículo.

Por: Tecnoprofile Magazine

2 comentarios:

Hola, con todo respeto quiero corregir que el prestigioso director musical argentino se llama DANIEL BAREMBOIN y no Samuel.
Gracuas.

Fui tecladista de Valerya Linch, y Amilcar fue el sonidista allá por los años 1981 y 1982, El nombre de la banda que acompañó a Valeria se llamaba SOUL BODY. Con producción comercila de Héctor Caballero. El director artístico fue Dartagnan Sarmiento. gracias de nuevo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon