10 de julio de 2013

Overclocking en DAWs I… Do or DONT

Por Martín Díaz Velez 
mdiazvelez@fusarecords.com.ar

El “overclocking” (en criollo “overclokeo” o más conocida como “exprimir el procesador, mother y memoria al extremo”) es una práctica propia del mundo del “gamming”; pero con el advenimiento de máquinas más poderosas y con determinadas opciones disponibles para modificar los multiplicadores del CPU (el clock del mismo, incrementando su velocidad), reduciendo los tiempos de respuesta de las memorias (CAS) y mejorando el manejo de flujo dentro de los recursos del mother.

Ejemplo extremo de Overclocking usando nitrógeno para bajar las temperaturas del mother, micro (principalmente y memorias):


Muchos han sido tentados y en especial nosotros , entusiastas del audio, ingenieros, productores, músicos y demás,  para que nuestro equipo (portátil, PC de escritorio, servidor o mod) nos dé ese recurso o ciclo de procesador que nos falta para ese plugin  que haría a nuestra producción perfecta, esa latencia casi a cero que necesitamos para poder grabar nuestras voces en tiempo real o correr esa librería de samples con demanda de recurso  de nuestra máquina similar a la que se necesita para hacer despegar una nave espacial.

Muchas consultas me hacen sobre el overclocking y me gustaría usar este espacio que me da la gente de Feedback Pro Audio para aclarar ciertas ideas y conceptos referidos a este tema.

Antes que nada...NO ES BUENO!!!! Si un producto fue diseñado para determinada exigencia, NO ES BUENO que exijamos más de lo que el producto da. No solo comprometemos la vida útil del elemento sino que comprometemos la  estabilidad de nuestra DAW.


Varios dirán: “Pero si a mí me anda bárbaro” o “nunca tuve un problema y mirá que la exijo al mango…” entre otras cosas. Ahora…como todo elemento electrónico, el cual se basa y funciona bajo reglas de la física, electrónica, electricidad e informática no escapa al “justo en este momento te venís a romper/quemar/colgar” dejando a nuestro preciado momento creativo o a nuestra producción “colgada”/interrumpida o hasta truncada.

Después de esta introducción a modo de catarsis personal, vamos a lo nuestro. Contra la creencia que hay sobre la utilización de overclocking de velocidades de procesador, multiplicadores, uso del C1 o el Hyper-Threading, de momento, estas “aplicaciones” dentro de nuestro mother no ayudarán a nuestra DAW a ejecutar mejor su trabajo. Nos darán ese plugin que nos falta, a un precio muy alto…
Este tipo de aplicaciones “nativas” del BIOS, reducen drásticamente la estabilidad de nuestra máquina, comprometiendo su desempeño final  y lo menos que queremos cuando grabamos es tener Clicks, Pops y hasta Dropouts de nuestro motor ASIO, DAE o el que utilicemos.

Aplicación de ASUS antes de ingresar en el sistema operativo (ya cargada en el mother)


Hay aplicaciones que corren dentro del sistema operativo, estas tienen un control relativamente menos exacto que desde las aplicaciones “Hardware” o “nativas” del fabricante, ya que tienen que pasar por una capa más que es la del sistema operativo:


¿Por qué ?
Para entender esto, nos basaremos en la analogía sobre la electricidad o la corriente de agua.
Supongamos que tenemos el conductor A, el cual tiene una determinada tolerancia de al paso de electrones sin sobrecalentarse  o quemarse, digamos 6 Amperes a 220 Volts dada una sección de 4mm. Para ahorrarnos unos cuantos pesos, en vez de comprar ese cable, compramos un conductor B de 2,5 mm, el cual, si bien permite un paso de electrones de tamaña magnitud su fabricante aconseja no someterlo a corrientes mayores a 4 Amperes.

La instalación eléctrica parecerá funcionar en óptimas condiciones. Sin embargo, cada vez que la heladera arranque, vamos a notar que las luces de la cocina o de la casa bajan de intensidad, o que el cable que va de la llave térmica al enchufe del aire acondicionado está levantando temperatura. Eso es debido a que la tolerancia a la corriente para la cual se diseñó el cable está siendo sobre exigida. Con el tiempo el calor inducido en el conductor va a ir deteriorando las vainas y el electromagnetismo inducido en los cables atraerá los polos del cable. Lo cual puede llevar a un cortocircuito y (ojalá no te ocurra) puede producirse un incendio.

Es como intentar conseguir la misma presión de agua de una manguera de bomberos con una manguera de jardín. Lo más probable es que, tarde o temprano, la manguera explote.

Exactamente lo mismo ocurre en un microprocesador al acelerarlo. Su diseño admite un determinado número de electrones moviéndose por fracción de segundo. Si lo aceleramos haremos que se sobrecaliente.

¿Cómo hacemos esto? Aumentamos el número de ciclos del procesador o frecuencia del reloj, o incrementamos el multiplicador. Las memorias, al contrario, tenemos que disminuir el CAS (el intervalo de carga y descarga de dato) para aumentar su rendimiento. Sería reducir drásticamente el tiempo de respuesta en que es ocupada y liberada la misma, esto puede producir errores y “cuellos de botella en la información”

Overclocking de micro procesador (CPU):



¿Cómo afecta esto a nuestra DAW? 
Básicamente, la afecta en un 100%. Nuestra DAW interactúa constantemente con nuestro procesador (el cual la ayuda a hacer los cálculos que piden los algoritmos de los plugins, código, etc.; con la memoria RAM accediendo a ella y colocando en ella el dato que nuestra DAW necesita tener listo para usar evitando la carga desde y al disco rígido (ya que este comparado con la RAM es extremadamente lento tanto el SSD como el mecánico).


Partimos desde el principio que mientras más exigida y ajustada en recursos esté nuestra máquina (PC, MAC, Server o MOD) menos tolerancia a fallos va a tener y si consideramos que hay un pedido de carga de samples o librerías (samples con muchas capas y velocities) y a eso le sumamos reverbs, simuladores de amplificadores, etc, etc. Nuestra máquina no va a tener ese “headroom” o disponibilidad para manejar los recursos internos (memoria, procesador, ancho de banda del BUS, etc)de  ese pedido. Entonces escucharemos “Pops”, audio que no se reproduce, caídas, errores de reproducción/grabación y tendremos seguramente dropouts de nuestro motor de audio.



En las siguientes partes se irá haciendo hincapié en cada uno de los elementos que  influyen en esta ecuación. Entendiendo el rol que cada componente juega  en nuestra DAW, para  que veamos en donde tenemos el “cuello de botella” que le está impidiendo a nuestra producción ser el “Thriller” que tanto quiere ser y a nosotros  ser el “Quincy Jones” que tanto deseamos ser…






0 comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon